Trekking: optimizar energías.

Mejorar nuestro rendimiento. La energía más prontamente disponible está contenida en nuestros músculos y en nuestro hígado (glucogeno). Las reservas de energía son aportadas por la glucosa que circula en sangre, y se mantiene en sangre principalmente gracias a lo que comemos. Si no comemos nada durante la marcha los músculos utilizarían gran parte de la energía, el hígado podría prestarle a los músculos algo que tiene guardado, pero la glucosa se acaba y el cansancio aparece. Debemos alimentarnos a lo largo del trekking (aproximadamente 30-60 minutos)

Trekking: porteadores.

Trekking: optimizar energías.

con algún carbohidrato, la glucosa en sangre (la glucemia) siempre estará en cantidades óptimas para aportarle a los músculos la energía necesaria, sin tener que agotar la reserva del hígado y manteniendo siempre el circuito con reserva de energías disponibles.

Los carbohidratos. Se pueden encontrar casi de manera exclusiva en alimentos de origen vegetal. Se les encuentra en las partes estructurales de los vegetales y también en los tejidos animales, como glucosa o glucógeno: cereales, harinas, tubérculos, pastas, hortalizas, frutas, lácteos, granos, carnes, grasas, azúcares. Estos sirven como fuente de energía para todas las actividades celulares vitales. Son la forma biológica primaria de almacenamiento y consumo de energía.

Barritas energéticas. Son recomendables consumirlas durante el trekking.

Imprescindible: 3 ó 4 litros de agua al día (azucarada, té, gengibre,…).