Usted está usando una versión de Internet Explorer desactualizada, probablemente versión 8 o anterior. El uso de un navegador desactualizado puede afectar negativamente a su experiencia de uso de este sitio web, algunos errores pueden ocurrir. Desde Nepal-Aventura le recomendamos encarecidamente que actualice su navegador.


TREKKING.-


El reino del Nepal, situado a lo largo de las más altas cumbres del Himalaya, se dibuja como una tierra de paisajes sublimes, templos desgastados y las mejores rutas del mundo para practicar trekking. Muchos viajeros, seducidos por los encantos de Nepal, regresan, conscientes de su amplia complejidad natural y cultural, y provistos de un buen par de botas de montaña para disfrutar de los caminos.


Desde NEPAL AVENTURA, te proponemos una serie de trekkings en los que pretendemos trasladar todas nuestras vivencias y experiencias. Asimismo, te invitamos a que nos traslades tu “aventura”, tus ilusiones, todo aquello que en alguna ocasión has imaginado y que has decidido hacerlo realidad en el Himalaya.



Origen: actualmente “trekking” es un anglicismo que designa la caminata por lugares altos durante bastantes días, pero su origen proviene de la palabra holandesa “trek”, que significa “migración”, y cuyo uso se generalizó en el ejercito británico de Sudáfrica durante la guerra de colonización y guerra contra los Borres. El trekking discurre por caminos amplios y evidentes, a un ritmo suave y progresivo para facilitar la aclimatación.


Aterrizando en Katmandú, disfrutaremos del telón de fondo de las montañas del Himalaya, tras los trámites en el aeropuerto, nos trasladaremos al barrio de Thamel, donde es posible comprar o alquilar material de montaña entre 1/3 y 1/5 del precio de Europa. Muy recomendable la ropa, excepto el calzado que siempre hay que traerlo probado.


Permisos de trekking: precisaremos dos fotos de carnet para cada destino.


Salud y aclimatación: hay que disponer de una buena condición física. En la montaña la protección de todas las partes corporales sensibles al frío debe ser estricta (especialmente cuello y cabeza), hay que atajar cualquier síntoma de resfriado o de molestia en la garganta. Protegerse de los vientos fríos que recorren los valles, y del polvo en suspensión que genera el paso de una caravana de yaks o un grupo de personas. No hay que realizar ningún desgaste de energía innecesario, muy importante el proceso aclimatación durante el recorrido ascendente, para esto planificaremos la longitud de las etapas y los ritmos de marcha, siempre dirigidos por nuestro guía experto en la zona. Otro aspecto muy importante es la alimentación, debe basarse en ingerir productos energéticos, digestivos y bien cocinados (tortilla o cereales para el desayuno, galletas y sopas consistentes durante el día, y finalmente una cena generosa de arroz, pasta o patatas). Absolutamente crucial para aclimatarse correctamente, es la hidratación (ingerir entre 3 y 5 litros de bebida caliente o templada al día).


Seguro de asistencia médica: se hace imprescindible poseer un seguro de asistencia que cubra accidentes de montaña, enfermedad, evacuaciones e ingresos hospitalarios, sobre todo para casos relacionados con el “mal de altura”.



Enlace a la segunda página de trekking